Posteado por: sistematizacionexperiencias | 29 julio, 2011

Empoderamiento de las mujeres comercializadoras del mercado campesino de Condega


I- Introducción

 La asociación Octupan, es una organización sin fines de lucro, se constituyó el 4 de marzo de 1998 en el municipio de Condega del departamento de Estelí, cuyo nombre significa Lugar de Grandes caminos en la lengua Chorotega, y su personería jurídica fue aprobada por la asamblea nacional de Nicaragua el 3 de enero del 2000.

 En esta institución se desarrollan procesos organizativos cuyo propósito es: Acompañar procesos de reflexión y organización con enfoque de equidad desde la comunidad y las familias pequeñas y medianas productoras, para la contribución al desarrollo en las zonas donde se interviene e Incidir en la modificación de los sistemas agros socioeconómicos de producción de las familias rurales para una mejor calidad de vida a través de procesos de reflexión acción permanente.

 Los Programas institucionales que en Octupan se desarrollan son los siguientes:

• Producción y Medio Ambiente.

• Promoción de la ciudadanía.

• Sistemas gerenciales.

 En todos los programas y proyectos se aborda el enfoque de género y medio ambiente y la parte institucional como ejes transversales, desarrollando procesos de concientización dirigidos a los grupos metas.

La experiencia a sistematizar se ubica en dos programas que son promoción de la ciudadanía porque es un proceso meramente organizativo y producción y medio ambiente porque ésta directamente implicada la siembra, cosecha y comercialización y consumo de la producción generada en pequeñas áreas (patios y parcelas ) de los/as productoras cultivados con bajo y a veces nulo uso de productos químicos contribuyendo de esta manera a minimizar la contaminación de suelo como recurso natural y a la salud propia y de las familias consumidoras.

El presente documento es una sistematización con el que se desea visibilizar el impacto de la sostenibilidad y empoderamiento económico adquirido por las mujeres comercializadoras en el periodo del año 2006 al 2011.

 II- Metodología

 Para este proceso se inicia con la Planificación de las actividades a desarrollar durante el primer periodo, dado que el proceso de sistematización se llevará a cabo en tres momentos, entre los primeros paso se realizó la revisión de documentación existente en la institución, un grupo focal en el cual se pudo extraer información basada en los momentos vividos durante la experiencia del mercado campesino y la construcción del documento de la historia de la experiencia.

 III- Agradecimiento

IV– Objetivo general

 Visualizar si la generación de recursos contribuye al empoderamiento económico de las trece mujeres que comercializan productos de ‘patio en el mercado campesino cada ocho días.

 Objetivos Específicos:

 Rescatar las lecciones aprendidas que den a conocer su experiencia de organización, capacitación y comercialización de productos en pequeñas áreas.

 Contrastar si ha mejorado la forma y modo de vida de las mujeres a partir de la obtención de ingresos económicos productos de sus ventas en el mercado.

 Eje de la Sistematización

Capacidades y empoderamiento con enfoque de genero y generacional en la auto gestión, incidencia y desarrollo local.

 Visión Institucional

 Octupan ha aumentado su reconocimiento, por su capacidad propositiva, por brindar servicios de calidad que contribuyen al fortalecimiento de capacidades autogestionarias con las familias rurales de las zonas donde interviene.

 Ha logrado un mayor grado de organización comunitaria y asociativa que permite la participación de los grupos metas en estrategias municipales y departamentales.

 Objetivos estratégicos:

1- Acompañar procesos de reflexión y organización con enfoque de equidad desde la comunidad y las familias pequeñas y medianas productoras, para la contribución al desarrollo en las zonas donde se interviene.

 2- Incidir en la modificación de los sistemas agros socioeconómicos de producción de las familias rurales para una mejor calidad de vida a través de procesos de reflexión acción permanente.

 Participantes:

Mujeres Fundadoras del espacio del mercado.

Mujeres que se han incorporado al espacio del mercado campesino.

Familia de las mujeres comercializadoras.

Pasos del proceso

Para la reconstrucción histórica se realizó una guía de preguntas abiertas para rescatar la información cualitativa de la experiencia vivida durante los 8 años.

Consistió en juntar a miembras del mercado campesino con quienes se trabajo la guía de preguntas, se dividieron en subgrupos de trabajos para responder de forma amplia, tratando de no obviar momentos importantes del proceso que han marcado de una manera sus vidas y que han contribuido para vencer los obstáculos y permanecer en el espacio de comercialización.

 Historia

Año 2003

La idea del mercado surge de resultados alcanzados en diagnósticos comunitarios, en los que se mencionaba con mucha frecuencia que muchos productos cultivados en pequeñas áreas (patios y parcelas) producidos en diferentes comunidades por las familias manejadas mayormente por mujeres se perdían por la falta de iniciativas de comercialización.

Fue aquí donde Octupan plantea la iniciativa de promover la creación de un mercado campesino en el casco urbano de Condega, se nos invitó a una asamblea la que fue dirigida por Ligia Monge, Lilliam Cáceres, y Araceli Blandón (funcionarias de Octupan) nos explicaron en qué consistía la idea del mercado campesino y nos preguntaron si queríamos participar en este espacio, aceptamos y se planeó una asamblea con la comunidad y la que tenia voluntad aceptó y la que no pues no participó.

 Se formaron comisiones agropecuarias a éstas Octupan les presentó la propuesta de mercado, se hizo una asamblea en tres comunidades y se explicó en que consistía, se levantó el inventario de productos producidos en pequeñas áreas (patios y parcelas) con las comisiones agropecuarias de las tres comunidades, se realizó una reunión para analizar los resultados del inventario y se acordó que dos personas por comunidad vinieran al mercado y que ellas trajeran el productos de otras personas de las comunidades.

 Luego se hizo un sondeo con los restaurantes del casco urbano y dueños/as de comiderias, pulperías y buscando clientes para el inicio de la venta del producto y así fue que iniciamos el primer día sábado 13 de Septiembre del 2003, participaron seis productoras de 5 comunidades y se decidió realizarlo una vez al mes por temor de no vender, en ese momento Octupan nos apoyaba con el transporte, nos iban a traer a las comunidades entre las 3 y 5 de la mañana a esa hora salíamos de las comunidades para estar a las seis en el local de la venta, en ese momento no sabíamos qué precio ponerle al producto, teníamos mucho miedo y pena para ofrecer el producto a las personas que se acercaban al lugar en grupo y todas nos confundíamos y funcionarios/as de Octupan nos apoyaban a vender y así es que evitábamos que se nos perdiera porque mucha gente agarraba y se lo llevaba sin pagar.

Se nos perdía también porque como estábamos empezando no conocíamos a la población que se acercaba ni nosotras mismas nos teníamos confianza como para que nos cuidáramos unas a otras, nos sentíamos extrañas y la única confianza era con las compañeras de Octupan, a ellas les contábamos todo lo que nos pasaba y así fueron pasando cada sábado y al ver que lo que se ofrecía era bueno ahí fue cuando nos pidió la clientela que no llegáramos cada mes sino cada quince días. A Diciembre del 2003 se habían realizado 5 mercaditos con la participación de 8 productoras/es en cada uno (7 mujeres y 1 hombre) con resultados satisfactorios.

Entonces tomamos el acuerdo en Julio del 2004 realizar las ventas cada 15 días y ahí ya estábamos acostumbrándonos a vender, a partir de este año Octupan que es miembro de Renicc (Red Nicaragüense de comercio comunitario) nos capacita en temas de contabilidad, desarrollo empresarial rural y en la promoción y proyección del mercado en ferias. También nos financiaban el perifoneo un día antes de cada mercado, elaboración de mantas, afiche y cuñas radiales.

Aquí ya comenzamos a sacar lo que son los presupuestos de nuestro producto y valorar con respecto a los costos y los beneficios obtenidos a través de registro que se sacaban en cada mercado en los cuales se reflejaba la inversión realizada y el ingreso total reflejando las ganancias.

Luego nos capacitaron en como presentar el producto más limpio, sano y algunas cosas que ameritan ser empacadas, desde el inicio establecimos acuerdos de no vender productos comprados en los mercados municipales o vender a intermediarios la venta tiene que ser de nuestras parcelas y de lo que se le compra a otras productoras/es de las comunidades, no traer producto repetido, manejar precios similares para no caer en competencia entre nosotras mismas y lograr vender todo, quien no cumpliera con estas normas y reglamento era sancionado/a y sacado del mercado.

Estuvimos a punto de retirarnos pero al final nos paramos firmes y solamente unos/as se nos retiraron porque no quisieron alinearse con el reglamento acordado.

Otra compañera no continúo porque el marido le controlaba la venta y le pedía cuenta de lo vendido y si el dinero no coincidía con lo vendido esto le generaba conflictos con su pareja.

Octupan como miembro de la RENICC nos llevó a participar en varios intercambios de experiencias con otros grupos de mujeres comercializadoras de Estelí, Managua, Jalapa, Totogalpa y otros países de Centro América como: Costa Rica, El Salvador y Honduras. Y nos hemos capacitado en temas de contabilidad, cadenas de comercialización, organización, valor agregado, técnicas de ventas, registros de ventas, manejo de fondos revolvente, género y sobre producción orgánica.

Con fondos de la RENICC compramos toldos y pesas, esto permitió ahorrar nuestro fondo propio que se genera a partir que iniciamos el mercado aportando una cuota fija de 10 córdobas cada una por participar en el mercado.

Siempre en el año 2004 con la experiencia adquirida y el resultado de un sondeo rápido de mercado hecho por las comercializadoras se mejoró la propuesta del mercado y se formuló un proyecto que se gestionó a la SASN (Sociedad de Amistad Suecia Nicaragua) para la diversificación de la producción en pequeñas áreas y fortalecimiento organizativo del mercado. Y un segundo proyecto para la creación del fondo revolvente y capacitaciones en valor agregado del producto.

El fondo revolvente lo adquirimos en el año 2005 el cual lo hemos venido trabajando a través de créditos a un plazo de 8 meses con montos de C$1000 córdobas el cual se cancela en dos momentos C$500 córdobas cada 4 meses, éste prestamos además de usarlo para la diversificación de la producción escalonada en pequeñas áreas se usa para el acopio de productos propios de las comunidades y comercializarlo en el mercado, las ganancias nos han ayudado en gran medida a fortalecer el fondo revolvente.

Se ha creado un fondo de aporte por la participación en el mercado inicio con cuotas de 10 córdobas en un inicio y ahora de 25, pagamos el 6 % en mantenimiento de valor y el 5 % de intereses sobre el monto adquirido.

En 31 de Marzo del 2005 se eligió la primera Junta Directiva del mercado y se elaboró y aprobó el primer reglamento interno de este con el cual fuimos poniendo en práctica.

En el 2007 consideramos necesario actualizar el reglamento interno debido a que se tenían puntos muy complejos y exigentes y se debía ajustar conforme a la realidad vivida en el mercado.

En Febrero 2008 a petición de los/as compradoras acordamos establecer las ventas en el mercado de manera semanal (cada sábado a partir de las siete de la mañana) esto implicó, sembrar mas producción de manera escalonada, acción que generó más trabajo pero a la vez mayor generación de ingresos para la familia es importante destacar que a partir de las capacitaciones recibidas no solamente se oferta la fruta y la verdura como tal sino que algunas se transforman como por ejemplo: yogurt, nacatamales, rosquillas, pan, jaleas, mermeladas, café molido, pinol, medicina natural, cajetas, güirilas, etc.

 2009-2010

En estos años nos sentíamos mas posesionadas del espacio del mercado, sentimos que vamos avanzando hacia nuestra autonomía, estamos apropiadas del reglamento interno y de manera organizada tomamos decisiones en cuanto al manejo del fondo revolvente y del fondo propio hay más comunicación entre compañeras relacionado a las siembras, comercialización, ingresos, egresos y sobre nuestra vida como mujeres.

 Haciendo uso del fondo propio ahorrado se han mejorado las condiciones del mercado con la compra de mesas plásticas para la exhibición del producto debido a que las que se tenían ya han dado su tiempo de vida útil y las habíamos obtenido con nuestro esfuerzo y esto mejora la estética del comercio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: